Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru
Foro de Odinismo - Ásatru
El Foro Odinista - Ásatru de España
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Identifíquese para revisar sus mensajesIdentifíquese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

Tíbet: represión brutal

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru -> Otras Religiones
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Ernust
Goðe


Registrado: 18 Sep 2006
Mensajes: 2286
Ubicación: Midgard

MensajePublicado: Mie Abr 23, 2008 9:16 pm    Título del mensaje: Tíbet: represión brutal Responder citando

Continua la represión de China sobre el Tibet. hay un artículo muy interesante, es de notar como nuestros "parientes cercanos" de Forn Sed callan la represión religiosa ejercida por las autoridades de PROGRESISTAS...¿estarán de acuerdo con ellas? no sabemos ni nos interesa, pero es una verguerza lo que está pasando allí y nuestro deber es denunciarlo:


• China ha reprimido violentamente las manifestaciones de tibetanos que protestan por los 49 años de invasión. Frente a las piedras, una vez más las balas. Se habla de 140 muertos; Pekín reconoce una veintena y se ha blindado expulsando a la prensa internacional. Éstas son las pruebas de lo que pasa allí.
Reportaje por: Inma MURO
Fotografías por:
31/03/08
Las cifras cantan, pero la letra cambia según a quién se escuche. El gobierno tibetano en el exilio cuenta los muertos y detenidos por centenares (135 fallecidos y más de 400 encarcelados). China, escudada detrás de su apagón informativo, tras haber expulsado del Tíbet a los corresponsales extranjeros, habla de 20 muertos, dos de ellos policías. Frente a esas discrepancias, estas imágenes demuestran sin opción a réplica toda la violencia desplegada. Bajo la presión de la celebración el próximo agosto de los Juegos Olímpicos, las protestas de los tibetanos en el 49 aniversario de la ocupación del país son reprimidas con inusitada brutalidad. El pueblo sometido quiere aprovechar la cita deportiva para denunciar la violación de los derechos humanos que ejerce Pekín.

De los seis millones de tibetanos que se estima que hay, 120.000 viven desterrados. En España residen 80 de ellos. Muchos, nacidos en el exilio. La mayoría ni siquiera conoce su país, pero comparten el amor por una patria de la que les expulsó la invasión china hace medio siglo. Y ese arraigo les hace seguir con preocupación e inciertas esperanzas los recientes acontecimientos.

La cara visible en España del gobierno del Dalái Lama en el exilio es Thubten Wangchen, director de la Fundación Casa del Tíbet en Barcelona, un consulado oficioso que estos días está a plena actividad, organizando movilizaciones para reclamar justicia para su pueblo y para gritarle al mundo los desmanes de China en su país. Se han dejado ver ante el consulado chino en Barcelona, frente a la embajada en Madrid y preparan una marcha de mujeres desde su sede en la calle Roselló, 181, hasta la catedral barcelonesa, “para que la espiritualidad de este lugar religioso nos inspire en nuestra lucha”, dice el monje.

Precisamente, la espiritualidad que emana de la religión budista es una de las principales señas de identidad del pueblo tibetano. Su filosofía de no violencia –inspirada a su líder político y religioso, el Dalái Lama, a través de la doctrina de Ghandi– les hace mantener una resistencia pacífica, abierta al diálogo y las concesiones, que estos días la rabia acumulada de los tibetanos ha puesto en jaque y ha llevado al Premio Nobel de la Paz a amenazar con dimitir si no cesan los disturbios. “El Gobierno chino acusa a Su Santidad de estar detrás de la revuelta, pero no es así. Todo surgió como una manifestación pacífica, pero la represión, la rabia, el malestar y el rencor de la gente que vive reprimida hicieron que se exaltasen y lanzasen piedras. El ejército chino contestó con balas”, argumenta Thubten.

Él ha vuelto una sola vez al Tíbet desde que a los 4 años lo abandonó de la mano de su padre, cruzando el Himalaya durante la noche para escapar de los aviones chinos que disparaban a quienes huían de la invasión. Murieron 1,2 millones de tibetanos, entre ellos la madre de Thubten. La diáspora ha llevado a los tibetanos a Nepal, India y luego por los cinco continentes. Saben, como Wangchen, que no podrán volver hasta que logren una autonomía real. “Si regreso no saldré con vida. Estuve en 1987 con un grupo de españoles. La policía china encontró una foto del Dalái Lama en mi equipaje, me detuvieron e iban a ejecutarme. Yo –a pesar de que me está prohibido mentir, a no ser que sea, como en ese caso, por una causa mayor, como salvar la vida– dije que viajaba con políticos y banqueros españoles y que si me mataban el mundo entero lo sabría y causaría el desprestigio para China.”

Su estoicismo de monje se resquebraja cuando se cruza por la calle con algún chino. Su mirada desafiante, orgullosa, probablemente contradice sus preceptos budistas. Los chinos lo contemplan en los mismos términos. Ésa es su pequeña rebelión cotidiana. La de Tashi Namgyal, dueño de Kailash, el primer restaurante tibetano de España, es llevar por todo Barcelona su casco de moto con el lema “Free Tibet” (Tíbet libre), blandiéndolo como un estandarte cuando entra en restaurantes y tiendas de chinos. Ese simbólico gesto y su negocio son su lucha diaria de baja intensidad. “Abrí el Kailash para dar a conocer mi cultura, mi país”, cuenta en un correctísimo español, una de las seis lenguas que domina. Su nombre, como todos los tibetanos, se lo puso un monje y como los demás tiene un significado. En su caso, suerte, y confía en que su buena estrella le lleve algún día a conocer la tierra de su gente. En Barcelona vive con su mujer, su niño de seis meses y el resto de su familia. Confía en que Francia cumpla la amenaza de no asistir a la inauguración de los Juegos y que otros países le sigan. “Ésta es una oportunidad de oro para explicar qué está pasando en el Tíbet”.

A pesar del dolor con que reciben las escasas noticias, alimentan la esperanza de que la lucha en las calles de Lhasa, capital del Tíbet, contagiada a otras regiones del antiguo país, sirva para revelar al mundo entero su causa. “Nosotros no queremos violencia; pero cuando no hay sangre ni muerte, no hay noticia”, reconoce Thubten Wangchen en abierta contradicción con su ética de no violencia.

Tinley Lungtok es quien más dramáticamente vive en la distancia la revuelta de Lhasa. Él tiene a toda la familia en el Tíbet y hace veinte días que no sabe de ellos. “Cuando llamo, sólo puedo escuchar cómo mi hermano llora al otro lado, no puede hablar, tiene miedo”. Escapó del Tíbet hace una década, pasó ocho años en la India al margen de la ley porque no tenía papeles; después, seis meses en Holanda, donde fue encarcelado por no tener regularizada su residencia; de ahí pasó a Bélgica y Francia, hasta que la Unión Europea le reconoció el estatus de refugiado y España le ofreció asilo. Llegó a Barcelona hace un año y medio sin conocer a nadie y con la única referencia de la Casa del Tíbet. Vive en casa de Thubten Wangchen, maestro y confidente a quien recurre en estos días oscuros. Tiene la cara espantada de quienes carecen de raíces sobre el suelo que pisan y la fragilidad que da el desarraigo. También luce una espesa mata de pelo que no deja adivinar que es un monje: “Lo era. Aquí no puedo serlo, tengo que trabajar y vivir como puedo”, explica. En el Tíbet vivía a las afueras de Lhasa, la capital tibetana, en un monasterio que ahora permanece sitiado por cuatro tanques.

Tinley trabaja en un restaurante del puerto olímpico de Barcelona, como lavaplatos. Allí hay empleados procedentes de siete nacionalidades diferentes. Todos le miran con lástima, todos reconocen el desconsuelo de estar lejos de casa y adivinan el agravante de sus duras circunstancias. Ngawang Topgyal es profesor de tibetano en la Casa del Tíbet. El idioma es, junto con la religión, otro de sus fuertes eslabones de cohesión. Aprendió la gramática a la vez que estudiaba español para poder enseñar su lengua materna. Curiosamente, el nombre que le pusieron al nacer significa poder de la palabra y con ella lucha por unir a su gente y difundir su cultura milenaria. No todos sus alumnos son tibetanos; también hay españoles que sienten curiosidad por esa lengua de origen sánscrito.

Ngawang llegó a España en 1999 invitado por una familia catalana que lo conoció en Nepal y lo trajo para que se recuperase de una afección pulmonar. Cuando se acabó su visado de turista, se acogió a sucesivos visados de estudiante y acabó por quedarse. Pertenece a la generación de tibetanos que han nacido fuera, en un campo de refugiados en Nepal, a los pies del Everest, pero siente lo que ocurre en Lhasa como propio. “Lo que está pasando en mi país me da fuerza para que el sufrimiento de mi gente no sea en vano”, asegura.

Además de con las movilizaciones, afirman que les apoyan espiritualmente, un arma dulce en manos de esta gente que ofrece sus enseñanzas sin proselitismo, como una salida a la insatisfacción occidental: “Todos buscamos que la felicidad dure, y el budismo enseña cómo lograrlo sin necesidad de profesar esta religión. Ofrece un programa conversor del sufrimiento en felicidad”. Frente al poder made in China, Ngawang ofrece una vez más como moneda de cambio el budismo: “El desarrollo económico no durará siempre, pero dentro de mil años también buscarán la felicidad. ¿Por qué no un intercambio?”.

Kalsang Diki tiene una risa de cascabel, una marca de su origen, de la alegría y armonía con la que su pueblo sobrelleva el infortunio. Tiene 25 años y, a pesar de que se le saltan las lágrimas cuando habla del Tíbet, su mensaje de esperanza es un buen broche: “El Dalái Lama dijo que es cuestión de tiempo que los tibetanos podamos volver a nuestra tierra. Mi madre vivió con ese sueño y murió sin poder cumplirlo. Espero poder hacerlo por ella algún día”

enlace:
http://www.interviu.es/default.asp?idpublicacio_PK=39&idioma=CAS&idnoticia_PK=49576&idseccio_PK=547&h=080218


_________________
Odin, nuestra luz
ƕar ik im, miþþanei ik im, so is faus gutiskis land
"Llegaremos como fantasmas que somos desde la oscuridad y los aniquilaremos a todos..."
El miedo llamó a la puerta, la confianza abrió y fuera no había nadie.

Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Thorbjorn Sterki
Invitado





MensajePublicado: Mie Abr 23, 2008 9:45 pm    Título del mensaje: Responder citando

Ernust, tiene razón.
Deberíamos hacer la denuncia, no podemos tolerar algo semejante.
Empezar esta tarea, es faena nuestra, el procedimiento y resultado, los Dióses. Pero eso si, siempre con la virtud del honor, el valor para enfrontarlo, el coraje para mostrar que no se puede seguir así y, el de la confianza, viendo nuestro objetivo cumplido.

Tal como dices Ernust, estamos encontra la violéncia y por esto debemos luchar y no dejar que los demás luchen por nosotros, ya que muchas veces, pués, a uno no le podría gustar el resultado que daría.
En catalán hay una frase que dice: "Si vols esta ben servit, fes-t'he tu mateix el llit", quiere decir: Si quieres estar bien servido, hazte tu mismo la cama..

WASSAIL
Volver arriba
Ernust
Goðe


Registrado: 18 Sep 2006
Mensajes: 2286
Ubicación: Midgard

MensajePublicado: Mie Abr 23, 2008 11:17 pm    Título del mensaje: Responder citando

En nuestra página Oficial hemos puesto un enlace:

http://www.asatru.es/index.htm

http://www.asatru.es/paginas/tibet.html

Ante todo nuestro respeto y compromiso con los derechos humanos


Que nuestros Dioses protejan al Tibet y su sagrada gente.


Wassail
_________________
Odin, nuestra luz
ƕar ik im, miþþanei ik im, so is faus gutiskis land
"Llegaremos como fantasmas que somos desde la oscuridad y los aniquilaremos a todos..."
El miedo llamó a la puerta, la confianza abrió y fuera no había nadie.

Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
gustavo garbarino
Odinista


Registrado: 23 Ago 2007
Mensajes: 132

MensajePublicado: Jue Abr 24, 2008 3:48 pm    Título del mensaje: Responder citando

Contra los genocidas comunistas solo queda una cosa:

BOICOT A LAS OLIMPIADAS!

No comprar nada acerca de ellas, no verlas por television e ignorarlas!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Sigmund
Odinista


Registrado: 31 Mar 2008
Mensajes: 312
Ubicación: España

MensajePublicado: Jue Abr 24, 2008 7:19 pm    Título del mensaje: Responder citando

Comunistas y capitalistas son la misma cosa, el dinero y el mercado mandan. Muchos falsos demócratas dicen defender los derechos humanos... si, pero cuando de ello se saca beneficio, sino que se aguanten los tibetanos; el capitalismo financiero no puede perder un cliente y un socio tan bueno como China. Ah!, pero que mañana ninguna nación ose levantarse contra las falsedades del sistema de valores actuales, porque en nombre de la libertad, la democracia y los derechos humanos serán barridos del mapa. Amen....
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Sword
Odinista


Registrado: 07 Nov 2007
Mensajes: 131

MensajePublicado: Vie Abr 25, 2008 9:08 am    Título del mensaje: Responder citando

Hmmm... es un tema muy controvertido... al parecer los tibetanos tampoco son santos, según dicen ha habido revueltas violentas y incluso monjes mataron niños.
La información que nos llega es mitad mentidas, y la otra mitad mentidas constructivas, aunque se ha mobilizado mucho el tema de ir a favor de Tibet, la historia siempre a demostrado que no hay buenos en guerras ni en estos temas, solo hay malos, independientemente de lo que digan los medios, estoy convencido que tanto unos como otros han hecho monstruosidades, asi que me falta información fiable como para apoyar a uno hu otro.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
arturogmata
Invitado





MensajePublicado: Dom Abr 27, 2008 2:46 pm    Título del mensaje: Responder citando

Hace muchos años aprendí de la peor manera que en una mani, 9 de cada 10 veces la primera piedra la tira un poli. Mirad este grupo de uniformados con sus hábitos de lama bajo el brazo y que cada cual piense lo que quiera. La foto fue tomada el 20 de marzo.
Volver arriba
Usuard
Odinista


Registrado: 30 Ago 2007
Mensajes: 176
Ubicación: Castilvania

MensajePublicado: Mar Abr 29, 2008 11:52 am    Título del mensaje: Responder citando

A pesar de que no me gusta el budismo tibetano y detesto a las teocracias tanto o más que al comunismo, considero que para controlar una manifestación no hace falta matar a 20 personas (fuentes chinas). Hoy hay medios suficientes como para controlarlo todo sin un solo muerto. Si un gobierno tiene que matar a 20 personas para controlar unas cuantas manifestaciones... mal van.

El problema es que China tiene un imperio colonial con gentes de diferentes etnias y religiones (tibetanos, uigures, mongoles, hui, zhuang) que viven bajo el temor de representar un porcentaje tan insignificante de poblacion que pueden ser borrados del mapa por un gobierno totalitario sin contemplaciones.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru -> Otras Religiones Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group