Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru
Foro de Odinismo - Ásatru
El Foro Odinista - Ásatru de España
 
 F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Identifíquese para revisar sus mensajesIdentifíquese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 

El Guerrero perdido (I parte)

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru -> Literatura
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
OLAT
Odinista


Registrado: 15 Sep 2010
Mensajes: 44

MensajePublicado: Vie Dic 09, 2011 8:13 pm    Título del mensaje: El Guerrero perdido (I parte) Responder citando



Ese día el viejo vikingo permanecía acostado, a través de la noche apenas había podido conciliar un rato el sueño, debido sobre todo a una tos que le atosigaba un día tras otro. El día anterior había salido ha recoger unas hierbas aromáticas y cuando regreso a la cabaña, puso agua a hervir en la marmita y luego deposito las plantas en el pequeño caldero. Cuando hubo obtenido la ansiada infusión, entonces se la tomó despacio y eso le alivió, pero al tumbarse sobre el lecho fabricado con ramas y hojarasca, al poco tiempo volvió a aparecer el picor de gargante y le sobrevino otra vez la dichosa tos, que parecía que no estaba dispuesta a abandonarle. Aún así, a la mañana siguiente, se levantó como pudo, aunque sintió una presión en su cabeza y sintió que se encontraba bastante congetionado.

A pesar de todas estas contrariedades que solían ser habituales en la estación del otoño, tomó su hacha y se colgó la corta espada en el cinto. No se olvidó de tomar su querido cuchillo con mango de hueso de ballena. En una bota fabricada de piel de animal puso una cantidad suficiente de agua, pues la garganta la tenía muy seca y a cada paso que daba tenía que escupir ya que las flemas le fluían constantemente desde el pecho, por eso necesitaba hidratarse continuamente.

Olat, que así se llamaba nuestro amigo vikingo, una vez que se hubo pertrechado suficientemente, salió del hogar y tomo una pequeña senda que le llevó después de aproximadamente dos horas caminando a una bifurcación.

Pretendía llegar hasta la cima de la falda de la gran montaña y luego subir por la vertiente izquierda, con el objetivo de llegar al poblado del otro lado del valle, donde tenía amigos y algún pariente, y así podría descansar y tomar algo de fuerzas.

En este lugar, donde moraba había pasado ya cuatro inviernos solo y aunque su fortaleza le permitía sobrevivir, a la entrada del ultimo otoño, las fuerzas le habían abandonado y la enfermedad había llegado hasta el, y eso que siempre había realizado las ofrendas necesarias a los dioses, con el deseo de que le protegieran de todos los peligros, de las alimañas del bosque, así como lo que mas temía, que eran las enfermedades, porque en aquellos tiempos, la mayoría de las veces una enfermedad traía a continuación la muerte, y muchos guerreros no habían caído en el abismo de Hell luchando con sus armas en la mano, como los valientes, sino a la entrada del invierno, con las fuerzas diezmadas por las maldiciones que habían caído sobre ellos, seguramente por la mano de espíritus malignos y brujas demoníacas que sólo servían al malvado dios Loki.

Pero el era fuerte, si podía subir la montaña y desde la cima bajar hasta el otro valle, podría llegar sin mucha dificultad hasta el poblado donde otros congéneres cuidarian de el, donde podría descansar de su soledad, y podría alimentarse. Luego, ya les recompesaría, trabajando un tiempo para ellos, con el ganado o en las labores agricolas, pero lo principal ahora era pasar el invierno, porque si permanecía solo en la cabaña en medio del bosque, posiblemente moriría, si las fuerzas le abandonaban, no permitiendose salir a cazar y alimentarse. E incluso, muchas veces, había sentido que el apetito se disipaba, y que al no tener ganas de comer por la dichosa fiebre, y al irse su organismo deteriorando, sólo vendrían alucinaciones, pesadillas de las mas horribles que le atormentarían, hasta que llegasen los espíritus negros que solo los ves cuando vienen a llevarte a cruzar el umbral del abismo de Hell.

Olat no quería deternerse ya a pensar en todo esto, porque sus sienes empezaban a hervir, y todo ello le atormentaba. Lo mejor era la decisión de seguir adelante, fuese como fuese, y así se encaminó senda arriba, buscando el camino que le llevaría a la cima de la gran montaña.

El invierno se acercaba a pasos agigantados. Olat no sabía si iba a conseguir llegar o si el Oso blanco vendría para darle un brutal zarpazo que acabaría en un instante con su vida.

..... (continuará)

¿Llegará nuestro héroe a conseguir su objetivo?, ¿que aventuras le esperan? ¿Sucumbirá en el intento?.

......................
Olat, 9.12.2011
_________________
Odín, Thor, Freya, Balder, protejenos. Vali te hacemos valedor de nuestra venganza.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Gardar Caste
Odinista


Registrado: 16 Oct 2011
Mensajes: 42
Ubicación: Castellón

MensajePublicado: Vie Dic 09, 2011 8:23 pm    Título del mensaje: Responder citando

siguelo yaaa jajaja me has dejado con la intriga, esta bien esta historia. Sigue asi.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro Foro de Odinismo - Ásatru -> Literatura Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group